De nuevo, “jugando” a ser músico

Y eso de jugando entre comillas, porque de hecho, cuando me interesa un proyecto y veo progreso sí me tomo las cosas en serio. Aunque puede que este no sea el caso.

En esta ocasión narraré lo que sucedió hoy que me junté con otras personas para palomear un rato y ver qué salía, después de que la última banda donde estuve se separó hace ya un par de meses casi.

Sucede que en la compañía donde trabajo, hay una muchacha cuarentona (vamos a usar ese término) de buen ver y que además es buena gente. En un evento de la compañía, llevó a su novio y me lo presentó, y resultó que platicando, coincidimos en gustos musicales, principalmente rock en español. Me enteré que este vato era baterista, así que eso digamos encendió la mecha para hacer algo, pues él también tiene ganas de tocar en una banda.

Pues bien, nos dimos a la tarea de empezar a buscar otros elementos. Fui un viernes a platicar con un guitarrista hasta casi el centro de Los Angeles, pero al final no se hizo nada, las ideas que trae ese señor eran muy diferentes, hasta algo debrayadas (no vale la pena alargar el post dando detalles). Luego un bajista me contactó por mensajes de texto para que al final se desapareciera, y además como me puse a experimentar con mi teléfono y lo formateé, perdí su número.

Hasta el pasado jueves, que un individuo me mandó mensaje diciendo que tocaba la guitarra, cantaba y que era super fan de Caifanes y Saúl Hernández. “Ya está, al menos tenemos el mismo gusto”, pensé. Ayer sábado nos reunimos para conocernos los tres (aunque previamente yo ya había platicado largo y tendido con el baterista, en el evento que mencioné y en otra ocasión que nos reunimos). Este chavo, el dizque guitarrista, llegó muy alzadito, diciendo que él cantaba en inglés y español, que incluso un productor le dijo que hiciera algo con él, que le gustaba ser un profesional, etc… Llegó vendiéndose como un músico bien cabron pues. Vaya tipo.
Yo pude haber presumido muchas cosas pero solo le conté sobre la trayectoria que digamos tengo en la música, que no es la gran cosa ni nada sensacional. No me adorné pues… No tanto.

Total, para no hacerla cansada: Hoy domingo nos reunimos, poniendo 5 covers ciertamente fáciles (aunque en sí, ninguna canción es totalmente fácil de tocar).

El baterista más o menos la armó, vamos a decir que es bueno pero creo que le falta practicar, pienso que tiene las bases pero se está oxidando, por decirlo así (él dice que tenía un buen rato de no tocar). Yo tuve que reventármela en el bajo y la voz, en lo cual siento que ya estoy mejorando en comparación a hace 3 o 4 meses que tuve que cantar y bajear con los otros bueyes.

Pero el supuesto guitarrista… Híjole, no quisiera leerme culero ni cruel, pero la verdad es que está verde como plátano veracruzano.
Su guitarra estuvo desafinada la mayor parte del tiempo, tuve que pedirle que la afinara, lo intentó pero no logró hacerlo, seguía sonando mal. Solo dio guitarrazos queriendo tocar la eléctrica como acústica, lo cual es un error, y esto lo corroborará cualquier guitarrista que me esté leyendo ahora. Estuvo fuera de tempo y se equivocaba en las notas, tocándolas a destiempo. No tiene idea de cómo improvisar. Nunca jugó con sus efectos a pesar de que tiene una buena pedalera. Su amplificador tenía exceso de Reverb y estática mezclados, y nunca ajustó eso. Y de las 5 canciones que pusimos, solo medio se aprendió 2, intentó tocar las otras 3 siguiendo los acordes básicos, pero de nuevo, sonó terrible gracias a su guitarra desafinada. Y de cantar, nada, le dejé que cantara una pero se quedó callado, luego excusó que apenas se había enfermado de la garganta y estaba afónico.

Total, que las dos horas que duró ese intento de ensayo fueron casi un suplicio, pero a la vez positivas para mí. ¿Por qué positivas? Me explico. Creo que tener 10 años como músico y desde que tengo memoria escuchando música me ha dado cierta experiencia, y eso me ayudó a dirigir y decirle a los demás qué estuvo mal, por primera vez tuve que convertirme en una especie de líder y decirles a los otros dos cómo podían hacer las cosas mejor. Y, modestia aparte, y a lo mejor peco de egocéntrico pero el que sonó mejor fui yo, en el bajo y la voz, y eso ya es mucho considerando que no tengo un gran nivel. El segundo que sonó más o menos fue el baterista, pero el chavo de la guitarra, como ya dije, sonó horroroso.

Al final del ensayo tuve que ser honesto y decirles todo lo que estuvo mal. Sí, vi que el de la guitarra se agüitó un poco pero se lo dije como crítica constructiva, de él dependerá si aprende y se supera o si lo toma a mal y decide irse. Al baterista solo le recomendé más práctica y ensayar con metrónomo. A mí mismo me recomiendo seguir ensayando y mejorar todavía mi sincronía para cantar y bajear.

El baterista quedó de conseguir otro guitarrista, y supuestamente nos reuniremos la próxima semana de nuevo. A ver qué sale, y a ver qué tanto mejora el muchacho este que se vendió como un total profesional, pero resultó que está lejos incluso de ser amateur.

****

Y en un tema totalmente diferente. El sábado falleció una tía hermana de mi madre, era la mayor de 8. No nos tomó por sorpresa porque tenía 25 años con diabetes, y los últimos años de su vida sus riñones se vieron deteriorados y poco a poco dejaron de funcionar correctamente, sin mencionar que quedó ciega y sufría otros padecimientos. Hace 2 semanas le dijeron que debía dializarse si quería seguir viviendo, a lo que ella dijo que no. Tomó su decisión, y la verdad a mí me duele por el vínculo que tenía con ella, pues yo me crié y crecí con la familia de mi madre y a ella la vi toda mi vida, desde que tengo memoria. Es difícil saber que cuando vuelva a México ya no la veré, es jodido caer en cuenta que una persona a la que te acostumbras deja de existir, pero es el ciclo de la vida dicen, y por más que duela, debo aceptarlo tal cual es. Seré un desmadre y cabroncito pero cuando es tema de muerte, me sensibilizo mucho, y más si es alguien cercano a mí. El ensayo del que hablé fue un escaparate, pero estos días he estado cabizbajo y melancólico, y hace rato me puse algo mal recordando momentos con ella. Pero lo bueno es que al fin descansará de todos esos padecimientos y tantos dolores de cabeza que le dieron sus hijos (larga historia).

Descanse en paz.

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s