Adiós, “Sábado Negro”. Nos vemos en el infierno.

Para nadie es un secreto que ellos fueron los creadores del heavy metal, o por lo menos eso les atribuímos la mayoría de sus seguidores. Y todo se debe a la mítica historia de que Tony Iommi tuvo que bajar el tono de su guitarra porque un accidente en la fábrica donde trabajaba le había cercenado parcialmente los dedos, lo que le imposibilitaba tocar con las cuerdas demasiado tensas de una afinación estándar en la guitarra. Bajar el tono de su instrumento solo hizo que su música se volviera más obscura, eso en conjunción con la famosa nota del diablo, de la cual se apoyó para sentar la base de la mayoría de la música de la banda dándole ese toque macabro a sus canciones, algo que no se había visto hasta entonces. Multitudes enteras, principalmente de chicas, lloraban con las notas dulces de The Beatles y sus canciones llenas de amor, nostalgia, historias y hasta debrayes. Pero Black Sabbath fue otra cosa, casi exactamente lo opuesto a la banda de Liverpool: canciones con historias fuertes, satánicas, misteriosas, de miedo, fumadas, incluso de protesta, hasta canciones que hablaban de la situación mundial, como el fantasma que siempre ha azorado a la humanidad por décadas, una guerra nuclear.
Y naturalmente, como no puede faltar en cualquier banda, solista, dueto o lo que sea, también le compusieron canciones a la mujer, bien merecidas y dignas de ellas.

1970-black-sabbath

De las primeras fotos de la banda.

Sufrieron muchos cambios en su alineación, y también se sucitaron un sin fin de situaciones en relación a ellos, que si Ozzy Osbourne, vocalista original se fue por egocéntrico (o lo echaron por adicto a las drogas, pero ya es mejor no ahondar en eso), que si a Ozzy lo odian muchos por su vida personal y alocada que ha llevado o por su peculiar familia, que si solo Tony se quedó como único miembro original por ciertos periodos de tiempo, que si Ronnie James Dio fue la mejor voz que tuvo el grupo (con lo cual estoy ciertamente de acuerdo, pues como ya dije antes, Dio es el mejor vocalista de todos los tiempos para mí), que si Bill Ward, baterista original ya no quiso volver porque detestaba al grupo dicen unos, por problemas de salud dicen otros, que si cambiaron radicalmente su estilo en diversos discos… Ahora ya nada de eso importa, porque el pasado fin de semana, Black Sabbath dijo adiós, probablemente para siempre, a no ser que dentro de 5 o 10 años les pongan en la mesa un maletin con una suma de dinero terriblemente difícil de rechazar con tal de que vuelvan, pero dudo que se dejen llevar por eso.

tumblr_mgsxjsq0id1rk26ano2_r2_500

Black Sabbath, en el periodo de Dio como vocalista

Si bien nos deja un vacío enorme a los que amamos el rock y hasta cierto punto el metal (en especial a mí, por el momento personal poco grato que estoy pasando), es comprensible que digan adiós. Bien podrían prolongársela como los Rolling Stones, que ya pasan los 70 años casi todos los miembros y siguen tocando como chavos, sin exagerar tampoco en este concepto (en especial Mick Jagger y sus brincos en el escenario), pero supongo que retirarte cuando aún te ves bien (aunque de Ozzy no podemos afirmar esto cien por ciento…), que estás en tus cinco sentidos (de nuevo, Ozzy…), que sabes lo que estás haciendo, que has vencido incluso al cáncer (Tony) y que aún rockeas durísimo es la mejor decisión que pudieron haber tomado, así lo entendieron ellos. Los miembros originales y fundadores, vivos los cuatro al final se volvieron a reunir a excepción de Bill, para sacar un último disco, dar una gira de cierre y retirarse, sin hacer tanto ruido, sin ser tema de conversación ni trending topic en las redes, justo casi como cuando empezaron: siendo una banda de 4 miembros deseosos de tocar rock, pero a su vez dejando un legado enorme y habiendo cambiado no solo la historia del rock y del metal, sino de la música.

Un adiós nostálgico, un poquito melancólico, pero lleno de poder, recordándonos que tal vez ellos no volverán a tocar en vivo nunca más, pero dejan su música para siempre, que trascenderá muchas generaciones.

Y para cerrar, una de sus canciones más emblemáticas, con la que casi todos nos enganchamos con la banda y nos hizo descubrirla y escucharla. No podía ser otra canción:

Tony Iommi, Ozzy Osbourne, Geezer Butler, Bill Ward: Gracias por todo, nos vemos en el infierno donde seguiré adorándolos otra eternidad.

rs-225706-gettyimages-132331525

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s