Gotta play ’em all!

Pokémon es un juego que fue inventado allá por mediados de los 90’s. Desde entonces no ha dejado de estar vigente sacando más títulos para diversas consolas (pero exclusivamente para Nintendo), algunos nuevos y otros simples remakes, unos muy buenos que hasta la fecha se siguen jugando masivamente y otros malos y aburridos que pasaron sin pena ni gloria; y si bien ya no causaba la misma emoción que cuando salieron las primeras versiones, el lanzamiento de Pokémon Go en este año vino a darle nueva vida al juego.

maxresdefaultPokémon Go, portada

 

Pero vayámonos un poco a la historia. Era 1996, vivíamos la época del Super Nintendo para la casa o TV, y la Gameboy como flamante consola portátil, la primera lanzada en 1990 y la segunda un año antes. Ya venía la Nintendo 64 pero esa sería otra historia. Los niños japoneses vieron el nacimiento en este año de Pokémon Red y Blue, mientras que en Estados Unidos y Latinoamérica tuvimos que esperar 3 años hasta que trajeran dichos juegos a este lado del mundo. Y una vez que llegaron las cosas dieron un giro de 180 grados en nuestras vidas.
Por ahí de 1999, el canal 5 en México estrenó el anime de Pokémon. Yo, gran fan de Dragon Ball apenas me estaba recuperando del golpe tan fuerte (lol) que había significado el fin de la etapa Z que causó hype al por mayor en México y posiblemente en toda Latinoamérica, y el contraste tan impactante que era el inicio de una continuación tan deficiente y aburrida como Dragon Ball GT. Pero eso es harina de otro costal.
Buscábamos entonces llenar nuestro vacío con algo nuevo, pero Pokémon la Serie Animada no llenó nuestras expectativas. Soso, demasiado infantil y aburridísimo, hizo que muchos de nosotros buscáramos otra actividad en lo que antes era nuestra hora sagrada para ver Dragon Ball Z: Internet (que estaba apenas creciendo pero aún seguía en pañales), música, salir, tener novia, jalarle el cuello al ganso (lol), etc. No había de todos modos muchas opciones para pubertos como yo en esos entonces.
Llegaron los tazos de Pokémon y todos nos hypeamos con tenerlos, que si los normales, los holográficos, los que eran difíciles de obtener, etc. Yo recuerdo bien esa etapa porque según estaba coleccionando los holográficos y en una partida de tazos un abusón me los chingó todos.

img211(tazo de Pokémon)

 

Entonces me mudé a Estados Unidos en 2001 y al llegar veo a mi hermano y a mi primo de 8 y 7 años respectivamente emocionarse por un jueguito para Gameboy. Era nada más y nada menos que Pokémon Yellow, y ahí empezó mi interés. Mi primera estupidez cometida fue iniciar una nueva partida y guardarla, cosa que irritó a mi hermano y lo hizo llorar. Yo, ignorante de la situación no comprendía porqué, hasta que se me explicó cual era la razón: hacer lo que hice significaba borrar el progreso del jugador, pokémon atrapados, lugares recorridos, líderes de gimnasios vencidos, todo. No volví a tocar la versión Yellow de mi hermano pero decidí comprarme la mía, ahorré dinero y al ir a la tienda decidido a comprar Yellow vi que había dos llamadas Silver y Gold. Opté por la Silver… Menudo acierto, pues poco después supe que habían sido estrenados hace no mucho y que eran las sucesoras de Red y Blue. El complemento perfecto fue la Gameboy Advance que me regalaron en mi cumpleaños.

pokemonyellow(Pokémon Yellow)

 

Si bien aquí me empecé a hacer adicto, cuando a mi hermano le regalaron Pokémon Stadium 2 casi me explota el cerebro. Jugar Pokémon a otro nivel y poder usar mis Pokémon entrenados en Silver usando el Expansion Pack era un concepto tan simple pero tan chingon que me emocionaba hacerlo siempre que jugaba. Como en esos tiempos era un NINI, me desvelaba jugando Stadium 2, así hasta terminarlo por completo, todas las competencias.
Llegó la versión Crystal y mi adición siguió, jugando día y noche. Pero claro, todo tiene su fin y ese hype duró lo que tenía que durar, y finalizó cuando ya no hubo más títulos al momento de Pokémon.

sa5dbc84f9a3d38c25ca6bcb95cd5a5f5(batalla en Pokémon Stadium 2)

 

Pero entonces a finales de 2002 anuncian la siguiente generación: Pokémon Ruby & Sapphire. Y claro, como buen fan y geek, me preparé para obtener mi siguiente versión, muy emocionado. Al ser lanzadas en 2003 escogí Sapphire, y aquí solo diré que superé mis límites viciosos en cuanto a jugar, pues no había día que no jugara ni noche que no me desvelara. En parte porque este juego supuso muchísimas novedades en relación a sus antecesores, y porque me atreví a jugarlo digamos “a ciegas”, sin walkthroughs ni guías ni nada por el estilo. Pero cuando hubo cosas que en realidad no pude descubrir o pasar fue cuando recurrí a internet a buscarlas, y así por casualidad di con los foros de la mítica página Pokémex. En esos foros por cierto pasaron muchísimas cosas de las que no hablaré hoy porque no tienen relación con el tema, pero en relación a Pokémon, ahí conocí a muy buenos jugadores que me enseñaron mucho. Entonces empecé a ver que el mundo era mucho más grande de lo que pensé, que yo no era tan bueno en las batallas como pensaba, y que tenía que aprender más.

1418900444957.png(Imagen del intro de Pokémon Sapphire)

 

Para no hacerla más cansada: Después de Sapphire llegaron Emerald, y luego los remakes de Pokémon Red & Blue: Green Leaf & Fire Red, así como Pokémon Colosseum para la GameCube (el cual, por cierto, fue una tremenda decepción en mi opinión), los cuales también jugué pero ya no les dediqué tanto tiempo pues en esos entonces me metí a estudiar y a trabajar, y ya no era nada fácil jugar tanto como antes. De ahí empezó un declive en mi afición a Pokémon a tal grado de dejar el juego casi por completo, en parte porque honestamente los nuevos títulos fueron malos; cuando salieron las siguientes generaciones Diamond & Pearl para la Nintendo DS y Pokémon XD para la GameCube , y luego Pokémon Battle Revolution para la Wii, ya no los jugué. Mi vida empezaba a cambiar y ese geek obsesionado con entrenar pokémon y volverlos más fuertes se había convertido en otra cosa. No obstante, por ahí de 2007 regresé fugazmente para volver a jugar Fire Red un par de meses, y luego volver a retirarme.

free-pokemon-battle-revolution-hd-desktop-wallpaper.jpg(legendarios en Pokémon Battle Revolution)

 

No fue hasta finales de 2013 cuando gracias a un problema personal que dejó ciertas secuelas, decidí volver a jugar pokémon como terapia para superar dicho problema en vez de salir a embriagarme y follar con cuanta chica ocasional cayera (eso ya lo había hecho en años anteriores). Para volver elegí Diamond, el cual lo terminé pronto y sin prestarle mucha atención, luego me seguí con Pokémon Heart Gold, que, junto a Soul Silver técnicamente eran los remakes de Gold & Silver y ahí verdaderamente le empecé a retomar el gusto a Pokémon, en parte por la nostalgia que significaban esos remakes que hasta entonces me había perdido. También jugué White, el cual no fue tanto de mi agrado. Las generaciones X & Y nunca las jugué pero no descarto la idea de hacerlo.

Seguí desde entonces con cierta frecuencia hasta que llegaron los remakes de Sapphire & Ruby: Alpha Sapphire & Omega Ruby. No creo que sea necesario decir cual elegí, solo para “respetar” mi nostalgia (porque soy un enfermo de nostalgia) y tratar de revivir aunque sea un poco esos tiempos en los que me desvelaba para lograr pasar el juego o entrenando Pokémon para hacerlos más fuertes. Ya no puedo desvelarme más que los fines de semana, ni mucho menos dedicarle tantas horas al juego, pero ha sido magnífico volver a jugar y recordar tantas cosas.

3DS_PokemonORAS_18.jpg(Pokémon Alpha Sapphire)

 

Y no nos quedamos ahí, porque llegó Pokémon Go, el cual nos ha volado el cerebro a fans, no tan fans e incluso a haters que criticaron siempre a Pokémon: todos le hemos entrado a andar por las calles atrapando Pokémon. Y si bien el juego no respeta las bases ni las reglas a las que estoy acostumbrado en los títulos de Nintendo, sí supone una novedad en cuanto a Pokémon se refiere. Es técnicamente lo que estábamos esperando muchos de mi generación, que empezamos desde los primeros títulos a enamorarnos de este videojuego. En el Ni Modo Así Somos podcast incluso dedicamos un episodio casi en su totalidad a Pokémon Go, el cual pueden escuchar aquí.

Y eso no es todo, los desarrolladores de Pokémon Go prometen muchas novedades en el futuro, así como la inclusión de más pokémon pues de momento empezaron con los primeros 150. Pero lo que yo ya estoy esperando para finales de este año es la nueva generación de Pokémon para las consolas de Nintendo: Pokémon Sun & Moon. A ver si está tan bueno como pinta, de entrada las novedades se ven interesantes.

SiFJ68werxINYO5smsCYyXo6svfPjMDz(portadas de las siguientes generaciones)

 

Este pues es un relato Pokémon de un fan por más de 16 años, con mis respectivas pausas, claro, pero incluso cuando ya no lo jugaba sabía que tarde temprano volvería, y lo hice. Y seguiré jugando tanto Pokémon Go como las versiones de Nintendo hasta que decidan terminar con el juego o que yo muera, lo que suceda primero, aunque posiblemente haya necesidad de volver a retirarme pero seguro volveré.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s