Descansa en paz, Lemmy

Hace dos días recibimos la noticia de que Ian Fraser alias Lemmy Kilmister había fallecido. Y no podía ser una broma del día de los inocentes, aunque vi la noticia primero en español en Twitter, cuando Ozzy Osbourne se despidió de él en Facebook supe que era verdad.

Para quienes no sepan quien fue Kilmister: pueden checar Wikipedia. Pero sin son muy flojos para hacerlo, en resúmen: fue el fundador, vocalista y bajista de la mítica banda de Heavy Metal Motörhead (sí, la diéresis en la segunda o es obligatoria). Su talento era único, su tono de voz muy peculiar, no destacaba mucho por ser tan agudo o tan grave como usualmente son los de los vocalistas de Heavy Metal, pero era especial. Eso y que fue de los primeros que empezó a incluír distorsiones en el bajo (es poco usual hacer esto) para darle más fuerza a las canciones de la banda.
Y claro, su personalidad tan relajada, con tan buen sentido del humor que poseía. No era el típico rockstar mal encarado dando la imagen seria todo el tiempo, o el agresivo que está en contra de todo y todos (así como los del Black Metal, que pueden llegar a ser un poco chocantes con esa actitud…), no. Lemmy bromeaba, maldecía, mandaba al diablo a todos (incluyendo dios…), pero al mismo tiempo tenía frases para motivar a la gente y ganarse el respecto y admiración de millones.
Eso, aunado a su forma de cantar, su magnífico dominio del bajo y la creatividad para componer canciones lo hizo un grande no solo del Heavy Metal, sino de la historia de la música, para siempre.

 

 (10 inolvidables momentos de Lemmy Kilmister)

Y por cierto, se le atribuye el título de Dios, no por ser un blasfemo (he visto religiosos pegar de gritos por esto, sin saber de qué trata…) gracias a un momento muy divertido que pueden ver en el video anterior. Aunque hay un blog donde van más lejos y dan 5 razones porqué lo era…
Si tú que lees esto eres religioso y te ofendes, deberías relajarte un poco. O en todo caso, puedes tragarte un middle finger de Dios…

(y también va para los “trolles” que empezaron a hacer bromas por su muerte, de muy mal gusto por cierto y sin la más mínima gracia)
Donde quiera que estés ahora, maestro, Rest In Power. Esta canción va en tu honor:

“Born to lose, live to win”

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s