Un post más sobre el reggaeton

A pesar de que en http://www.caifan.wordpress.com escribí hace ya algunos años posts en contra de este mal llamado “género musical”, hoy me doy a la tarea de volver a escribir sobre esto, no tanto porque siga de moda (ha sido desplazado por cosas todavía peores como el “Gangnam style”, canciones de un grupo llamado LMFAO, etc. y de hecho cada vez se escuchan menos canciones reggaetoneras), sino porque hace algunos días he tenido discusiones tuiteras con mi amigo Olwman, quien defiende a capa y espada el reggaeton, aunque sus razones no me quedan perfectamente claras pero, debo decirlo, lo hace más por llevar la contraria que por encontrarle algo verdaderamente bueno a este “género” (disculpa mi buen búho, pero esa es la impresión que das), y deseo que mis puntos queden bien claro porque en Twitter parece que no me di a entender.

En primera, no voy a profundizar sobre su contenido musical, ya que tiene muy poco,  algunos tonos y semitonos que son los mismos en la mayoría de canciones. El bajo tiene una muy marcada presencia así como la batería, y a veces les meten adornos principalmente de samplers y teclados. Fuera de eso, no presenta nada excepcional ni innovador.

En cuanto al tema de sus letras: si bien algunos que se dedican al reggaeton han intentado narrar algún tipo de historia en sus canciones, basada en mujeres, infidelidad o fracasos amorosos, casi siempre las letras de estas canciones hablan de sexo, bailes, fiestas, más sexo, y mujeres. Aquí, Owlman usaba el argumento de que yo era un espantado hipócrita, en el sentido de que me ofendía por la letra de estas canciones pero por otro lado veo porno y mujeres desnudas. Nada más fuera de la realidad, ya que ni me espanto ni soy hipócrita  (sí veo porno y mujeres…), simplemente critico y satirizo el porqué, por ejemplo, una mujer se siente ofendida si la chuleas o piropeas cuando se pone minifalda o usa un buen escote, pero le gusta bailar reggaeton y no le importa que la letra de estas canciones diga cosas denigrantes a las mujeres: “perrea mami, perrea”, “gatita aquí está tu lechita” o ese tipo de cosas por el estilo (obvio, no estoy generalizando, chica a quien le quede el saco, que se lo ponga). Quizás sea porque sienten que una persona común y corriente no tiene derecho a decirles algo así, sólo esos morenos con ropa aguada, mucho bling bling (copiado de los raperos de west coast) y un tono para hablar muy a lo puertorriqueño, (aunque a veces ni son de Puerto Rico), que han vendido millones de discos (según ellos) y los vemos hacer playback en sus presentaciones principalmente en la televisión…

…O simplemente porque ni si quiera escuchan la letra de la canción, simplemente lo bailan y ya. Entonces, dicho sea muy puntalmente, el reggaeton es un simple género “bailable” del cual no se debería profundizar ni mucho menos tratar de encontrarle algo bueno porque no lo tiene. Es un producto más, como cualquier otro, pero eso no significa que sea de calidad.

Otro argumento que mi amigo búho usaba es que los “metaleros” creen (o creemos, me incluyo aunque no soy metalero en su totalidad) que la música que escuchamos es perfecta y por eso nos sentimos superiores, y pensamos que géneros como el reggaeton son basura y los que lo bailan son idiotas. Debo refutar eso diciendo que para empezar, yo estoy acostumbrado a escuchar canciones bien elaboradas y con alta riqueza musical, como muchas otras personas en el mundo, y esto no lo digo en un sentido de exclusividad, sino porque así es. Yo no puedo estar escuchando reggaeton porque no me transmite nada, y porque sus tonos musicales son totalmente repetitivos, no encuentro variaciones importantes. La letra mucho menos me transmite algo, pero como ya dije antes, tengo derecho a criticarla porque es un producto abierto al público, y todo lo que está al alcance general puede ser criticado por quien sea, mucho más cuando le dan una tremenda publicidad por todos lados.

Siguiente punto: no soy el típico metalero con la greña larga, camiseta negra de Iron Maiden, pantalón de mezclilla y botas, sintiéndome bien malote y diciendo que soy un rebelde contra todo y todos, mientras todo el día mi reproductor toca canciones de Metallica, Slayer, Carcass, Morbid Angel, etc. como quizás el búho me imagina; me gusta el metal en sus diversas variaciones, sí, así como también me gusta el alternativo, si a caso un poco el indie, el rock en español, el clásico, y vamos a decirlo, hasta algo de rock pop. No me encasillo en un sólo género, pero busco escuchar lo mejor de cada uno porque se debe reconocer también que hasta en esos hay cosas nefastas y que no vale la pena escuchar, o simplemente están sobrevalorados y no son tan buenos.

Un punto más: la gente puede bailar lo que se le de la gana, es muy su problema y no me voy a meter en eso ni a criticar lo que decidan bailar ni cómo decidan bailarlo (aunque hay que decirlo, mucha gente debería evitar bailar porque sólo se ven como estúpidos y eso obvio deriva en burlas y diversión para quien lo ve hacerlo). Simplemente en una fiesta, por ejemplo, yo no bailo reggaeton porque me guste ni por convicción, aunque sí, he llegado a bailar con mi novia un par de canciones, pero no sé ni cómo bailar eso ni me interesa saberlo, nada más me he movido como se me ha ocurrido, esperando no haber quedado en ridículo, y de hecho lo hice sólo para darle gusto a ella. No obstante, he advertido a mi novia sobre estas canciones y le he recomendado que ponga más atención a lo que escucha, a final de cuentas para ella también es un género trivial porque no se la pasa escuchándolo todo el tiempo ni mucho menos es fan de grupos ni “cantantes” de ese “género”.

Y por último: mi amigo Owlman creé que me amargo la vida criticando el reggaeton y el super estilo de vida que supuestamente llevan los reggaetoneros. Para mí, hay cosas mejores por las cuales emocionarte o incluso enojarte, y el reggaeton no es una de ellas.  Si creen que me la paso despotricando cada video de reggaeton que veo en YouTube o llamando “idiota” a cuanta persona va escuchándolo en su carro o su smartphone, se equivocan. Como dije en Twitter una vez, hay cosas que me desagradan, no me interesan o incluso las aborrezco, y de esas cosas prefiero mantenerme muy muy alejado, por ejemplo los gatos, el iphone, las ex-novias, y en este caso, géneros musicales que no me gustan y hasta me es tedioso escucharlos (aunque sí, acepto que a veces me he burlado de esas cosas, pero sin llegar a ser un hater obsesivo). Este post de hecho no nace porque yo quiera atacar al reggaeton, simplemente, como decía al principio, para poner bien en claro unos cuantos puntos los cuales, desafortunadamente el amigo búho tergiversó o no los quiso entender como era debido. No creo volver a dedicarle un post más al reggaeton ni mucho menos tratar de ahondar en el tema porque simplemente no hay mucho de qué hablar, en este post creo que expreso bien mi opinión sobre ello.

Y ya.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s